Aceptarse a si mismo

amor-propio.jpg


 


ACEPTARME ESTÁ SÓLO EN MÍ 

CUANDO TE ACEPTES TAL CUAL ERES, SERÁS LIBRE PARA SER TÚ MISMO. 

Comienza aceptando que te falta mucho para llegar a la perfección pero que no tienes que parecerte a nadie. Cuando por fin lo aceptes comenzarás a ser tú.

No es fácil ser o querer ser buenos en todo, nadie lo es, pero poco a poco lograrás liberar tus cargas. Ya no tendrás que callar cuando lo único que deseas es hablar. Nadie te podrá ordenar lo que tú no desees hacer.

Protégete, pues pues tienes gran valor.
Nunca permitas que nadie te diga algo destructivo de ti.
Di NO a quienes te hacen mal, ignórales, tú puedes con todo.

Siempre habrá personas que te llevan la contraria, que se te acerquen con palabras destructivas y contrarias a tu felicidad, personas a las que si escuchas te podrán hacer sentir poca cosa. Pero tú debes ser fuerte, siempre sabiendo que no es así, tú eres importante porque tu interior te lo hace florecer.

Nunca digas que alguien es mejor que tú, todas las comparaciones son odiosas. No dejes que las personas que no son buenas para tu bienestar entren a tu vida, no se lo permitas. Así como desechas la basura, de la misma manera desecha lo que te hace mal. No necesitas malas personas, rodéate de la gente que da amor sin pedir nada a cambio, personas que te quieren aun sin saber quien eres. Las personas que nunca has visto entran a tu vida con un propósito, y merecías conocerlas para tu propio bienestar.

Apártate de las personas ruidosas, son las que menos aportarán a tu vida, supone un gran cansancio tenerlas de amigas. Huye de esa clase de gente, son muy ruidosas porque no tienen nada que decir y la única manera que tienen de hacerse notar es GRITANDO. Están vacías y sus vidas amargadas. ¡Aléjate de esa clase de personas!

Deja entrar el OPTIMISMO en tu vida.

No sigas pensando en las cosas que no salieron bien, olvídate de lo malo, sólo así podrá entrar lo bueno en tu vida.

No permitas que la vida o el estrés diario arruine un bello día, si tú estás mal, todo está mal, incluso tu rostro lo reflejará. No te dejes abatir con lo negativo, bórralo de ti y sonríe, eso te hará una persona nueva, te verás de otra manera.

Siempre piensa que el día de hoy no se repetirá y de ti depende como tomarlo, si la gente te ve feliz y con seguridad en ti mismo, alejarás las cosas malas de ti.

Iintenta acercarte a las personas que te aportan buenas vibraciones. Busca también dedicar un tiempo sólo para ti, unos minutos, una media hora y respira con el pensamiento interno diciéndote a ti misma: “Le pese a quien le pese, yo puedo y seré feliz.”

Ámate, mímate… ¡tú eres lo primero!

SHOSHAN

2013-04-16